Las iglesias verticales de Tigray; Abuna Yemata Guh

B.S.O. Levitation – Beach House

Nadie lo diría porque no se ven a simple vista, pero en algún lugar de esas montañas hay pequeñas y muy bonitas iglesias a las que los habitantes de los pueblos cercanos suben para celebrar sus eucaristías.

Geralta-02

En algún lugar de esa montaña se encuentra la iglesia.

La primera iglesia que visitamos es la de Abuna Yemata Guh, quizás la más conocida por su difícil y peculiar acceso. Nosotros nos dimos cuenta de donde nos íbamos a meter cuando nos cruzamos con un grupo que bajaba de la iglesia y nos dejaron el arnés de escalada. La visita se ponía interesante…

Geralta-34

La subida parece fácil.

La subida transcurría de manera normal, el camino es cuesta arriba pero no es muy largo, lo que pasa es que después de dos días de trekking por las montañas simen todavía nos pesan las piernas.

Geralta-32

Allí arriba, a la derecha, el puntito blanco… Esa es otra iglesia.

Llegamos al lugar donde nos tenemos que quitar los zapatos y ponernos el arnés para recorrer los últimos metros. La verdad es que la subida no es muy complicada de hacer ya que tenemos unos guías que nos ayudan y en la pared hay agujeros donde poner los pies a modo de escalera pero impone un poco el subir escalando descalzo. Aunque gracias a nuestra destreza com escaladores logramos subir sin ningún contratiempo.

Geralta-20

Llegamos!!!

Unas vistas impresionantes nos esperaban arriba del todo, aunque la aventura no había terminado aquí.

Geralta-19

Tampoco parece tan alto…

Todavía nos quedaba llegar a la iglesia por un estrecho camino franqueado a la derecha por la montaña y por la izquierda por un precipicio de unos 300 metros de altura… Algo muy sencillo para el sacerdote que sube todos los días.

Geralta-22

El acceso a la iglesia.

Geralta-15

El sacerdote que nos estaba esperando.

La iglesia era pequeña pero muy bonita con pinturas frescas por todo el techo y la pared.

Geralta-09

Pinturas en la pared y el techo de la iglesia.

El camino de vuelta transcurría de la misma forma, los guías ayudándonos mientras bajábamos atados a la cuerda.

Geralta-23

Todo lo que sube tiene que bajar.

Geralta-24

Nuestros amigos los guías.

Finalmente, sanos y salvo, terminamos nuestra visita. Los guías nos invitaron a su casa a cenar y probar la cerveza artesana que ellos mismos hacían pero por el bien de nuestros estomago tuvimos que declinar amablemente. En otra ocasión será.

Geralta-36

Podéis ver todas las fotos en este álbum de Flickr

Deja un comentario